ALGARVE 2014

Escrito por rakelclemen 05-07-2014 en ALGARVE. Comentarios (0)

ALGARVE 2014


Hay viajes que se recuerdan con una sonrisa, e incluso con una carcajada, y éste es uno de ellos. Nos hemos embarcado en un viaje de 6 días por el Algarve con muchas ganas de relajarnos, disfrutar de la playa, el sol y los paisajes pintorescos y lo hemos conseguido. Por no extenderme voy a mencionar brevemente qué lugares hemos visitado.

Nuestro centro base estaba en un tranquilo apartamento en Lagos, junto a una playa de difícil acceso pero realmente espectacular y preciosa. Pero la primera noche básicamente sólo tuvimos tiempo de deshacer maletas y cenar en el pueblo. Al día siguiente fuimos a Arrifana, pero era una playa de piedras con la marea subiendo, así que después de bajar unas cuantas escaleras nos volvimos al coche para dirigirnos a Amado, una playa de arena y olas. Todas contentas, olas, paseos, arena y sol. Para cerrar el día bajamos a la playa que he mencionado al principio, la Canavial.

El lunes, la mañana la dedicamos a conocer la costa de Lagos, Praia Grande, Praia do Camilo hasta llegar a la Ponta de Piedade. Éste es el rincón que aparece en todas las fotos por sus formas rocosas en las que rompe un mar (océano) un tanto bravo. Al mediodía continuamos nuestra ruta de playas hacia Sagres, primero paramos en Mareta, a la que yo iba con mucha ilusión porque es una playa de corcheros, pero que ese día el viento no nos dejó tregua y tuvimos que ir hasta el mismo Sagres. Para cerrar el día visitamos el Cabo de San Vicente (otro fin del mundo) y Vila do Obispo. Y como broche final cena junto a la playa en un restaurante totalmente recomendable en Lagos, el restaurante Antonio, donde disfrutamos de la gastronomía de la zona y de las risas con los simpáticos camareros.

Al día siguiente fuimos a la Praia Doña Ana, preciosa, y un paseíto  por Porto de Mos. Buscando mis olas queridas hemos acabado en otra playa que se llama Luz, aunque las olas no acompañaban mucho pudimos pasear por el pueblito y comer un helado.  Cerramos el día callejeando por Lagos. El miércoles que era nuestro último día allí, no nos lo pensamos y viendo el sol fuimos directamente a la playa que más nos había gustado, la de Amado y cenamos también en nuestro restaurante favorito en Lagos con copa de helado incluida.

El último día de nuestro fantástico viaje nos aceramos más a la frontera con España, y estuvimos alojadas en una preciosa villa rodeada de viñedos en Castro Marim. Y por esa zona nos perdimos en otra playa, recorrimos  callejuelas con tiendas de hogar y un puerto marítimo muy tranquilo. Y sin duda el momento más hilarante de todo el viaje fue buscando restaurante para cenar en Altura… pero eso me lo guardo para un momento de café y risas, porque en eso consiste esto, en reírse y disfrutar de la buena compañía. Gracias Marieta! Gracias Cris!